domingo, 9 de diciembre de 2007

tENGO


Tengo canciones desgarradas, futuros atrofiados y un enjambre de fracasos
Dos alas oxidadas, un derrotero de recuerdos y esta guitarra fantasma.

Tengo sueños olvidados, cien canciones sin acordes y una vida de quebrantos
Noches de humos y rayas, lunas de mierda y hastío, mañanas sin mañana.

Tengo poemas suicidados, una bala con mi nombre, una foto sin su cara
Solos de guitarra y vida, efectos de una muerte urgente y el alma envenenada.

Tengo mil sonrisas falsas, tres mil lágrimas no lloradas y seis cuerdas en el culo
Un adiós que nuca digo, dos meses encerrado y una vida en solitario.

Tengo alegrías sobre tablas, tristezas bajo llave y esperanzas infundadas
Un porrito archivado, dos gramitos esperando y la conciencia sangrando.

Tengo el semen cementado, un torso de mil huesos y la nariz obsesionada
Frío interno e insistente, putas siempre bien dispuestas y mi pene satisfecho.

Tengo ganas de irme lejos, de cruzar la estratosfera, de volarme la cabeza
Una veintidós paciente, una rosa sin espinas y dos manos temblorosas.

Tengo canciones hechas mierda, pasados aferrados y una lluvia de espectros
Dos zapatos atrevidos, veinte yemas inservibles y esta guitarra fantasma.

Una cruz, un calvario, una corona, una frase, dos cuervos y cuatro clavos.
Eso tengo.

1 comentario:

  1. De verdad, espero que estos poemas sean antiguos o tendré que preocuparme, si lo son, coño, avísalo, si no, dime algo, a que vienen o dime sólo son ejercicios.

    Me dejas preocupado.

    Un abrazo más fuerte que los anteriores.

    Paco.

    ResponderEliminar