jueves, 24 de enero de 2008

jODIDAMENTE eNCABRONADO


Jodidamente encabronado por la comuna de desesperanzas escarchándome la existencia.
Agotado de que hijos de puta forrados de títulos y nombramientos decidan por mis huesos.
Hinchado en los huevos de capitalismo, convertibilidad, primer mundo y toda esa mierda.

Podrido por esta huelga de sueños forzada por los mismos cabrones de siempre.
Monumentalmente cansado de rasguñar las migajas que caen desde las comisuras del sistema.


Enfurecido en potencia rumbo a la Plaza de Mayo.
Con mi protesta de fuego, desarmado,
Desbordando furia, de tanta injusticia cansado.

Jodidamente encabronado por el despido masivo de mis ilusiones.
Amargado por la promesa impaga de esta democracia con sede en Manhattan.
Cien por ciento descontento y agazapado en el más rojo de mis gritos.
Recontracaliente multiplicado por hambre y frustración
por gobiernos vende patrias que juegan con el pueblo.
que nos llaman por números y nos venden por sus nombres.
y por mi conformismo y mis “no me importa” con corazón de hielo.

Jodidamente encabronado conmigo mismo.
Porque solo lo escribo.




*eSCRITO eN eL 2001, aÑO dE pENAS y oLVIDOS eN mI aRGENTINA

2 comentarios:

  1. Has cambiado tanto y al mismo tiempo tan poco que me admiro de saberte la esencia tan intacta y la capacidad de evolución tan grande...

    Cómo amo que tus rojos de hoy se sientan menos vendidos y cómo amo que tus garras se claven en el corazón de quien ama la patria... tan pocos quedan de esos.

    Te amo...

    Tu Alada.

    ResponderEliminar
  2. Menudo cabreo tenías, chico..., menos mal que se te pasó un poco antes de que yo llegara.

    Un abrazo,
    P.

    ResponderEliminar