jueves, 13 de noviembre de 2008

gUSANO dE mI mUERTE



Gusano de mi muerte
tú que afilas el hambre
y entonas un verbo que no quiero escuchar.

Bebe de mis victorias pasadas
ésas que sabían a derrota.

Bebe de mis cuencas oculares
y ve, por fin, lo que yo…
vida...
sus ojos verdes
su sonrisa clara
luz en su vientre.

Gusano de mi muerte
Tú que estrujas mi presente
y a mi futuro, sueñas pasado.
Tú que construyes mi caída.

Bebe de mis labios, besos sinceros
Y de mis pasos con y sin huellas.

Bebe de mis cuencas oculares
gusano de mi muerte
y ve lo que yo…
Vida.

2 comentarios:

  1. Bello y contradictorio poema, está realmente logrado, pero sobre todo me alegra lo que en él reflejas.

    Un abrazo,
    P.

    ResponderEliminar
  2. Yo no lo veo contradictorio, lo veo tal cual. Una bofetada a la muerte, porque ya sabemos que la muerte no existe.

    ResponderEliminar