lunes, 27 de abril de 2009

sOMBRA de lUZ



¿Puede una sombra brillar en su oscuridad?
¿Puede una vida sin pasado responder un cuestionario?
¿Me creerías si te dijese que a veces dudo de mi ataño?

Perdí conexión con los ayeres.
Una niebla de piedad cubrió el horizonte a mis espaldas
Un mar de dudas me ahogó en su confusión.

Huelo a mentiras.
Eco a eco
paso a paso.

Huelo a falsedades
Silencio a silencio
Principio a final.

Desperté soñando que era otro
sin agujas ni líneas ni humos
sin vaginas con olor a soledad
sin guitarra ni público ni amigos
sin mí.

Desperté y allí estabas
Dulce amada mía.
y me acariciaste el rostro
y me acunaste en tus brazos
y me esperaste…
… siempre me esperas.

2 comentarios:

  1. Te leo y me duele el corazón. No sé si es posible decir que me enamoráis ambos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Todos tenemos un pasado, nos guste más o menos, muchas veces quisiéramos borrarlo, entero o por partes, pero por lo general no nos es posible. Siempre está ahí, es parte de nosotros.

    Pero algunos, a veces, tienen la suerte de encontrar a alguien o algo que les provoca una revolución y les hace nacer de nuevo, casi como si ese pasado no existiera...

    Y tú lo has contado maravillosamente.

    Abrazos Omar.

    P.

    (Hace tiempo que no pasaba por este rincón tuyo y ha sido una grata sorpresa encontrarlo tan vivo, también renacido)

    ResponderEliminar