martes, 5 de junio de 2007

aHORA


Ahora que los miedos son distintos
y la profunda noche oscura no asusta
y me doblo pero no me quiebro.


Ahora que la inmensa estepa helada es mi hábitat
y los clavos de estas manos se llevan con la carne
y sangro pero no duelo.


Ahora que me sé lagarto chamán con aristas de rey
y eso me hace fuerte.


Sé yo, recuerdo, para darme vuelta, mirarte a los ojos
y enfrentar al fantasma de la nada.

1 comentario:

  1. ¿Sé pueden hacer comentarios negativos? Sé que sí, este no me llegó, lo encuentro rebuscado y algo recargado, cada verso abunda demasiado en lo que ya decía el anterior.

    ResponderEliminar